Temor a una ola de empresas zombis por la nueva moratoria concursal