El gran problema del nuevo Windows 11 que dejaría obsoletos millones de ordenadores