Solicitar la dación en pago

Es decir que el banco acepte que con lo entrega de la vivienda se cancele la totalidad de la deuda, quedando así el acreedor libre de cualquier deuda. Esta opción queda a criterio del banco y sólo se puede conseguir con la voluntad de la entidad acreedora o forzándola mediante presión social. Esta opción obliga al pago de las plusvalías al Ayuntamiento y la parte del importe de IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Tendría que consultar con su ayuntamiento la posibilidad de la exención de este impuesto y podría presentar reclamaciones a Hacienda o declarar este aspecto como parte de un proceso de insumisión fiscal.